Funciones de los dientes para una correcta salud oral.

Los dientes son la parte del cuerpo humano más mineralizadas y resistentes. Más resistente incluso que nuestros huesos.

Constan de seis partes:

Corona – parte visible del diente. Borde de la encía  línea de unión entre los dientes y las encías. Raíz – responsable de la fijación del diente al hueso. Esmalte – capa externa del diente. Dentina – capa del diente que está debajo del esmalte. Pulpa tejido blando en el centro de los dientes donde se encuentra el tejido nervioso y los vasos sanguíneos.

La formación de los dientes comienza muy pronto, cuando el feto está todavía en el útero, esto demuestra la importancia de tener un embarazo saludable. El primer diente de leche nace alrededor de los 6 meses de vida. La dentición primaria totalmente erupcionada suele prolongarse hasta los 3 años (total de 20 dientes, 10 en el maxilar y 10 en el maxilar superior).

Aproximadamente a los 6 años aparece el primer diente permanente, el 1er molar. A partir de entonces, los dientes de leche comienzan a caer y van erupcionando los dientes permanentes.

El segundo molar se da aproximadamente a los 12 años y el tercer molar, más conocido como «muela del juicio» termina de aparecer aproximadamente a los 18 años.

La dentición permanente está formada por 32 dientes, 16 en la parte superior y la inferior 16 ( 4 incisivos, 2 caninos, 4 premolares y molares 6).

Tipos de dientes según su función:

La función principal de los dientes es la masticación de los alimentos. La clasificación se realiza en base a la posición y la función que realizan. Así, podemos diferenciar entre:

– Incisivos: dientes ubicados en la parte delantera de la boca y que se utilizan para cortar alimentos.

– Caninos: su forma es afilada y sirven para desgarrar los alimentos.

– Premolares y molares: se encuentran en la parte posterior de la boca y son responsables de la trituración de los alimentos.

 

¿Qué funciones tiene la cavidad oral?

La cavidad oral es de suma importancia. Es una estructura compleja y compuesta de diferentes órganos.

En primer lugar, es la primera porción del sistema digestivo y respiratorio. Por tanto, está relacionada con funciones vitales como: la masticación (dientes, lengua y mejillas), el tragar (musculatura del paladar y la lengua), la digestión (enzimas liberadas por las glándulas salivales), el gusto (papilas gustativas) y la respiración.

Pero además, también son muy importantes las funciones sociales de la boca. La importancia de la estética crece de forma evidente en las sociedades modernas. Tener una correcta posición de los dientes y una sonrisa perfecta es algo primordial en nuestra cultura actual.

Por último, la boca influye también en la fonética, la cual depende de diferentes órganos como la laringe, la lengua, el paladar, las mejillas, los labios y los dientes.

 

En conclusión, vemos cómo una buena salud bucodental tiene un impacto directo en el bienestar físico, mental y social de las personas. Y por tanto, en nuestra salud.

Share This